¿SUPERAR A LOS DEMÁS O SUPERARNOS A NOSOTROS MISMOS?¿QUÉ META ME PUEDE APORTAR Y BENEFICIAR MÁS?

El deportista popular y aficionado suele tener muy asumido que su objetivo no es el de ganar a nadie, sino que su meta va en relación a él mismo. Sin embargo, no siempre el objetivo del deportista amateur va en relación a uno mismo, sino que muchas veces queremos ganar a alguien (sin ser un "pique sano"), nos ponemos como referencia a otro deportista... Y eso puede llegar a ser muy nocivo para nuestra práctica deportiva. Por otro lado, el querer mejorar una marca, acabar con buenas sensaciones, disfrutar de una carrera, hacer un buen tiempo... es una manera muy saludable de entender el deporte sustentada por una teoría motivacional completamente extendida e internacionalmente reconocida: la teoría de metas de logro.

Esta teoría habla de que hay dos maneras básicas de marcarnos nuestras metas en el deporte: ser mejor que los demás (orientación al ego) o superarnos a nosotros mismos (orientación a la tarea). Una de ellas comporta múltiples beneficios como deportistas amateurs (incluso también profesionales), mientras que la otra, puede perjudicarnos a corto y largo plazo. 

El modelo cognitivo-social de la motivación de logro amplía las dos metas o formas de demostrar competencia (orientación al ego o al rendimiento y orientación a la tarea o a la maestría) con la manera positiva (aproximación) o negativa (evitación) en la que se puede dar. Así, quedarían cuatro tipos de metas:

  • Aproximación – maestría: orientación hacia la tarea donde creo que mi nivel mejora y consigo la tarea cuando me esfuerzo.
  • Evitación – maestría: orientación hacia la tarea donde intento evitar que mi nivel baje.
  • Aproximación – rendimiento: orientación hacia el ego donde quiero superar a los demás, quiero ser mejor que alguien.
  • Evitación – rendimiento: orientación hacia el ego donde no quiero ser el peor.

Debemos siempre intentar desarrollar las metas de aproximación-maestría, ya que es la que más se relaciona con consecuencias positivas, como la superación personal en la competición (cumplimiento de objetivos), entre muchísimas otras. Intentaremos evitar a su vez las metas de aproximación-rendimiento (ya puede ser contraproducente incluso a nivel de rendimiento) y sobretodo de evitación-rendimiento. E incluso sabiendo que tener un perfil con metas de logro hacia el rendimiento combinado con metas orientadas a la maestría puede no ser negativo, lo más prudente es buscar metas predominantemente de aproximación-maestría.

Dejamos un vídeo muy representativo donde se hace referencia a actitudes como el esfuerzo, superación, perseverancia… especialmente propicios para desarrollar metas de aproximación-maestría y que personalmente me emociona y me recuerda por qué me encanta y me apasiona el deporte. Pincha aquí para ver el vídeo.

El que practica deporte popular lo sabe... ¡No se trata de ganar! 

Arcadio Margarit Boscá

 

 

Etiquetas: psicología, metas

No tienes permisos para poner comentarios

Facebook

Twitter

Newsletter

Mi cesta

No items in cart