LA FATIGA EN EL DEPORTE DE RESISTENCIA

Podemos entender como fatiga una reducción significativa de la fuerza generada voluntariamente en el músculo. Así que la fatiga no se representa necesariamente con el hecho de detenerse, sino que también se considera fatiga una bajada de la intensidad, por ligera que sea (López Chicharro, 2014). En este caso, la fatiga aguda (aquella que puede ser revertida en poco tiempo) nos interesa para: 1) optimizar los procesos de recuperación entre entrenamientos y 2) para contrarrestarla en la competición. Así que si conocemos el/los mecanismo/s que la producen, podremos intervenir directamente para contrarrestarla. En esta entrada veremos la fatiga de manera específica en pruebas de resistencia. La fatiga por hipertermia, acumulación de metabolitos, deshidratación, hipoglucemia, depleción de sustratos energéticos y la fatiga por daño muscular serán las que se van a tratar, dejando otras menos relevantes por su complejidad y menor consenso. Finalmente, se abordará desde una perspectiva más global a través de la teoría del “Gobernador Central”.

¿Qué es la VAM y cual es su relación con el RENDIMIENTO?

La velocidad desarrollada al VO2máx (vVO2máx), potencia desarrollada al VO2máx (pVO2máx), velocidad aeróbica máxima (VAM) o potencia aeróbica máxima (PAM) se definen como la velocidad o potencia mínima a la cual se alcanza el máximo consumo de oxígeno. Este parámetro fisiológico es importante porque implica conocer a qué velocidad o potencia el deportista está entrenando con la máxima activación del metabolismo aeróbico, siendo un parámetro directamente relacionado con el rendimiento. 

RENDIMIENTO Y RECUPERACIÓN AGUDA EN CORREDORES DE RESISTENCIA

El entrenamiento de resistencia se ha relacionado con una mejora para mantener una intensidad de esfuerzo determinado y con la capacidad de recuperar mejor después de un esfuerzo.

Para monitorizar el rendimiento en deportes de resistencia desde hace años se han utilizado parámetros como la VAM (velocidad aeróbica máxima) o el tiempo límite (Tlím) a la VAM. La VAM es un parámetro altamente relacionado con el rendimiento, puesto que viene influenciado por el VO2máx y por la economía de carrera. El Tlím, por su parte, se ha relacionado con la capacidad anaeróbica y con el umbral anaeróbico.

Boullosa, D. A. y Tuimil, J. L. (2010) presentaron un estudio en el que se intentó relacionar el rendimiento en el test de la Universidad de Montreal (UMTT) y en el test del tiempo límite (Tlím), que determinan la VAM y el tiempo que se puede mantener ésta, respectivamente, con la capacidad de recuperación en 16 corredores (6 de fondo y 10 de mediofondo) de alto nivel regional hasta élite a través del análisis del lactato de la frecuencia cardíaca de recuperación.

CUANTIFICACIÓN DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO Y COMPETICIÓN EN DEPORTES DE RESISTENCIA: MÉTODOS Y APLICACIONES

La importancia de cuantificar la carga de entrenamiento es indudable cuando queremos mejorar el rendimiento. Además, como ya publicamos en un blog anterior, debemos de ser capaces en el día a día de contar con recursos para adaptar la carga y gestionar la fatiga. Íñigo Mújika, entrenador e investigador referente en el deporte de resistencia, ha presentado una reciente publicación en la que analiza los métodos y aplicaciones para cuantificar la carga de entrenamiento en deportes de resistencia.

Facebook

Twitter

Newsletter

Mi cesta

No hay artículos en el carrito